Guía definitiva para construir una marca personal en internet insuperable

Como triunfar con una marca personal nueva

No importa a qué te dedicas, tener una marca personal puede hacer maravillas por ti, sobre todo si deseas ampliar tu alcance y relevancia en el mundo profesional, y disparar tus posibilidades de conseguir clientes o un puesto soñado en alguna gran empresa.

En un mercado laboral saturado de profesionales tienes que destacar para triunfar, y tener una marca personal sin duda te ayudará a lograrlo.

Si quieres aprender a crear tu marca personal en internet, estás en el lugar indicado.

En esta guía te explicaremos todo lo que debes hacer para desarrollar una marca personal que te posicione como todo un profesional.

Qué es la marca personal

La marca personal es la huella de lo que haces profesionalmente, tus logros y destrezas en una especialidad determinada, es aquello por lo que la gente te reconoce, desde el punto de vista laboral.

Por ejemplo, si te dedicas al SEO, quizás hayas trabajando tanto y tan bien en tus perfiles sociales, que seas reconocido como un especialista de este sector del marketing digital, puede que incluso consigas clientes, porque te reconocen como un referente en tu nicho.

Esto es precisamente la marca personal, esa identidad profesional que la gente puede reconocer, asociada a determinadas destrezas.

Qué es el personal branding

Es bastante común que confundamos la marca personal con el proceso de crearla, la verdad es que son dos conceptos distintos. Lo que haces para desarrollar e impulsar tu marca personal en internet (o fuera de él) es lo que se conoce como personal branding.

Es un tipo de branding individual que cualquiera puede hacer para crear su marca, definir su tono, establecer las especialidades con las que quiere ser relacionado, los objetivos que desea alcanzar y mucho más.

Por eso no puede existir marca personal sin una estrategia de personal branding, bien definida y con objetivos muy claros.

¿Qué aporta la marca personal?

No te vamos a mentir, trabajar en tu marca personal va a llevar mucho tiempo y atención, especialmente en las primeras etapas, cuando apenas comienzas a impulsar tu presencia digital.

Pero vale la pena, y cada minuto que le dediques te ayudará a darte a conocer, a aumentar tu alcance laboral y destacar tus especialidades ante clientes potenciales. 

Es un elemento diferenciador, que puede hacer más por ti que cualquier CV, puesto que refleja de manera clara, dinámica y proactiva, todo lo que eres capaz de hacer en tu nicho profesional.

Destacar nunca ha sido más importante, no querrás pasar desapercibido entre la multitud de profesionales que saturan el mercado laboral, quieres ser un rostro reconocible, y tu marca personal es la que te ayudará a conseguirlo.

Cómo crear una marca personal

Pero hacer una marca personal no es tan sencillo como crearte un perfil en cada red social y comenzar a hablar de lo que haces. Como todo, debes hacerlo de forma estratégica.

Por eso es indispensable que sigas un paso a paso, de manera que puedas ajustar elementos fundamentales de tu marca personal incluso antes de comenzar a impulsarla en redes sociales o sitios web.

Pasos para crear tu marca personal

Hacer un mapa mental o una hoja de ruta es lo mejor en estos casos.

Crear tu marca personal implica pensar en la imagen profesional que deseas proyectar, analizar las mejores formas de conseguirlo y los canales adecuados.

Así que empecemos por el principio. El primero de los pasos de la creación de una marca personal, es definir su tono.

Define el tono de tu marca

Toda marca tiene un tono que la caracteriza, y tu marca personal no puede ser la excepción. Definir el tono es uno de los pasos más importantes porque afectará la manera en que alcanzas a tu público objetivo y a tus clientes potenciales, y la manera en que estos reaccionan.

Un tono formal puede ayudar a proyectar una imagen más profesional, prestigiosa y sobria; pero puede distanciarte de tu público objetivo, que quizás prefiera un trato más cercano.

Por otro lado, un tono más jovial y desenfadado puede lograr maravillas en las redes sociales; pero puede no funcionar muy bien en un entorno empresarial, o si ya formas parte de una compañía que demande cierta etiqueta en sus empleados.

Al definir el tono de tu marca, piensa en lo que quieres conseguir, a qué público objetivo te diriges y qué tipo de tono funciona mejor con este.

Determina tu identidad estética

Al igual que el tono de tu marca, la identidad estética es un factor muy importante, es lo que verá tu público objetivo, los colores de tu marca, su logo (si lo tiene), tu imagen personal. 

Tu identidad estética debe estar relacionada con el tono de tu marca, esto quiere decir que no deben enviar mensajes contradictorios; si tienes un tono jovial, cercano y bromista sería una locura que tuvieras una foto de perfil de tipo empresarial en la que ni siquiera sonríes.

La identidad estética debe reforzar el mensaje que envías con el tono que usa tu marca; si tu tono es sobrio, tu identidad estética debe reflejarlo; si te has decantado por un acercamiento más casual, asegúrate de que la estética de tu marca vaya en sintonía.

Define tu público objetivo 

Tu público objetivo es aquel que consume tus productos o servicios, al que diriges tu contenido y por ende, es el que deseas alcanzar con tu marca personal.

Crear contenido, interactuar e impulsar tu marca personal para un público objetivo determinado ayudará a que todo lo que hagas como parte de tu estrategia de personal branding resuene y convierta mucho más.

En esencia, al definir tu público objetivo garantizas que le hablas a una audiencia que está verdaderamente interesada en lo que ofreces.

Pero puedes ser más preciso, y detallar más al tipo de audiencia que tienes creando una buyer persona que refleje la identidad de tu cliente ideal, con sus puntos de dolor, su edad, sus aficiones y demás.

Establece objetivos

De todos los pasos, este es al que debes prestarle más atención. 

Son los objetivos de tu marca personal los que determinarán la estrategia más adecuada para trabajar en ella; el tipo de redes sociales que te convienen y la pertinencia de ciertas acciones.

  Cómo crear una empresa: guía para montar un negocio online

¿Quieres dar a conocer lo que haces? Puede que las mejores redes sociales para ti sean Facebook, Instagram o Twitter. 

Quizás deseas apuntar a un sector mucho más empresarial, a las grandes compañías, y quieres que sepan de ti; en ese caso no habrá opción más estupenda que LinkedIn

Por otro lado, si ya tienes una audiencia, y clientes; pero deseas fidelizarlos, mantenerlos al tanto de lo que haces, puede que una estrategia como el email marketing sea justo lo que necesitas.

Establecer los objetivos de tu marca te ayuda organizar todo lo que viene después, a aplicar técnicas y estrategias que funcionen para lo que necesitas, a usar las redes sociales de la manera adecuada.

En general, es lo ideal para impulsar tu marca personal de una forma que te ayude a conseguir los objetivos que has trazado.

Sé diferente, sé personal

Si vas a hacer una marca personal, asegúrate de que sea diferente, de que tenga una estética y un tono característico.

La idea es que tu audiencia pueda reconocer tu marca en cualquier sitio y red social.

Pero la distinción no se trata solo de sonar diferente, sino de acercarte a tu audiencia de formas innovadoras, tratando de sorprender y conectar; en este sentido, hasta los valores de tu marca personal pueden ayudarte a hacerla diferente.

Ponle algo de storytelling

No podría ser de otra forma, el storytelling tiene un lugar especial en el desarrollo de tu marca personal. Y es que no hay mejor forma de acompañar lo que sabes y lo que puedes hacer con algo de storytelling.

Todos aman las historias, y usar su poder para reflejar cuanto te apasiona lo que haces es una excelente manera de destacar.

Y es que no basta con ser un especialista en un área determinada, si quieres relevancia en una red social o posicionar en internet, tienes que conectar con tu audiencia. El storytelling te ayuda a hacerlo apelando al lado humano y emocional de quienes te leen. 

Define los productos y servicios que brindarás

Toda marca personal debe tener bien claros cuáles son los productos y servicios que ofrece, después de todo, se trabaja en ella para alcanzar metas profesionales.

Definir los productos y servicios que ofrecerá tu marca personal afinará aún más el tipo de estrategia de marketing que necesitas para llegar a clientes potenciales.

También te ayudará a tener una idea más clara de los canales donde debes impulsar tu marca personal; a aplicar técnicas más efectivas y en general, enviar un mensaje más consistente a tu público objetivo.

Escoge una o dos redes sociales y enfócate en ellas

Uno de los errores más habituales al trabajar en una marca personal es querer que esté en todas las redes sociales que existen. Pero esto no solo es ineficiente, también puede estropear por completo tu estrategia de difusión en RRSS.

La razón es simple, solo tienes una cantidad de tiempo limitada para trabajar tu marca personal. Abordar todas las redes sociales evitará que le dediques atención suficiente a una de ellas.

Y tampoco es lo ideal, pues no todas las redes sociales serán adecuadas para trabajar tu marca personal. Eso es algo que dependerá del tipo de especialidad que tengas, tus destrezas profesionales y tus objetivos.

Por eso, nuestra recomendación es que elijas una o dos redes sociales en las que sepas que tu marca personal puede destacar y comiences a trabajar en impulsar tu presencia en ellas.

Esto es un proceso lento, para consolidar tu presencia tendrás que ser consistente y constante. Lo que implica que deberías crear un calendario de contenidos que te permita agendar y organizar tus publicaciones en las redes sociales.

Planifica tus acciones y comienza a impulsar tu marca

Una vez que hayas terminado todos estos pasos, solo hay una cosa que podría faltar por hacer, y eso es establecer un plan claro de acciones. Esto te resultará útil tanto en las redes sociales como en cualquier otra plataforma en la que hayas decidido impulsar tu marca.

El plan debe servir para definir tu marca personal, sus características frente a tu público objetivo, construir una audiencia y trabajar en tu visibilidad.

En esta etapa tu marca personal está en su lanzamiento aún, es probable que todavía no tenga la relevancia que quisieras y apenas consiga interacciones en las redes sociales o cualquier otra plataforma web.

Esto es perfectamente normal, pues todavía no tienes una audiencia como tal, tu público objetivo no ha tenido tiempo u oportunidad de notarte.

Con el tiempo, sin embargo, todo esto va a cambiar. 

La clave es la perseverancia y la constancia. Si vas a tener presencia en las redes sociales debes publicar contenido con regularidad, interactuar con tus lectores y otros referentes de tu sector.

Eventualmente, conseguirás más visibilidad, más lectores e interacción, y tu marca personal empezará a dar resultado, atrayendo clientes potenciales, posicionándote como un experto en tu profesión y mucho más.

Crea una web para consolidar tu marca personal y su presencia en internet

Muchos consideran que con las redes sociales se ha hecho casi innecesario tener una web para trabajar tu marca personal. Nosotros creemos justo lo contrario, una página web personal siempre será necesaria, y su potencial es mayor que el que te podría ofrecer cualquier RRSS.

Tu página web es un espacio en internet que tú controlas, en cada aspecto y a cada nivel; es tu casa en el mundo digital. Las redes sociales, aunque son plataformas muy útiles, no están bajo tu control, tienen sus propias políticas y pueden desaparecer sin previo aviso.

Por eso es tan vital que tengas un sitio web, un lugar al que puedas atraer a las audiencias que hayas conseguido en las redes sociales, donde puedas extenderte aún más sobre lo que sabes y haces como profesional.

De esta manera, si un día desaparece esa amada red social en la que brillabas, no perderás a tus lectores, pues ya sabrán donde encontrarte.

Analiza tus resultados, mira las métricas y refina tus estrategias

Ninguna estrategia de personal branding puede estar completa sin un análisis preciso de los resultados que ha tenido. 

¿Cómo ha respondido tu audiencia en las redes sociales? ¿Has conseguido más o menos interacción? ¿Cuánto tráfico has canalizado a tu sitio web? ¿Te han contactado clientes?

  ¿Qué es el Context Marketing? ¿Cómo ayudará a tu empresa?

Para responder estas preguntas necesitas métricas, algo que recaban las herramientas de analítica que ya incluyen muchas de las principales redes sociales.

¿A qué métricas tendrías que prestar atención? Esto dependerá de lo que evalues. 

Si te interesa examinar el alcance de tu marca personal, mira la cantidad de seguidores que has conseguido en un determinado periodo de tiempo. 

¿Quieres analizar qué tan bien conectas con tu audiencia? Dale un vistazo al engagement, este te indica la frecuencia con la que tus usuarios y lectores interactúan con tu contenido. 

En el caso de que tengas un sitio web, te convendría observar cuántas visitas has conseguido en períodos determinados; la tasa de rebote, la tasa de permanencia y los mayores canales de tráfico. Todo esto puedes hacerlo con Google Analytics, que te enseñamos a usar en esta guía.

Por lo general, una estrategia de personal branding exitosa debe producir resultados notables en cualquiera de tus perfiles sociales y en tu sitio web; el análisis de las métricas te ayudará a identificar aquello que ha funcionado y lo que no. 

Todo esto permitirá que refines tu estrategia, lo que fortalecerá tu marca personal a corto, mediano y largo plazo.

Ejemplos de marca personal

Internet está repleto de ejemplos de profesionales con una marca personal insuperable, especialistas que sin importar lo que hacen, o cuanta competencia enfrentan, han logrado destacar entre miles.

Aunque podríamos mencionar decenas de ejemplos, hablaremos de dos casos que ilustran bien lo que significa tener y trabajar una marca personal.

Vilma Núñez 

Vilma Núñez es una consultora de marketing, con más de 14 años de experiencia, que sin duda ha sabido posicionarse como una experta en su nicho.

En su web puedes ver que ofrece cursos, recursos gratuitos, formaciones de pago, aplicaciones desarrolladas por su empresa; y un blog muy completo con cientos de entradas sobre el tema que le compete, marketing.

Pero esto es solo su web, también tiene presencia en las redes sociales, y en estas tiene un alcance envidiable y una audiencia no sólo activa, y comprometida con lo que comparte, sino fidelizada.

¿En qué resulta todo esto? Pues que al hablar de marketing, al menos para el sector hispanohablante, pensaremos en Vilma Núñez como uno de sus grandes referentes.

Cada entrada en su blog, y cada publicación en sus perfiles en las redes sociales le ha servido para consolidar una marca personal clara y contundente, que refleja sus valores profesionales y sus destrezas.

En este sentido, Vilma Núñez no deja lugar a dudas, es una experta del marketing, y si algo ha contribuido a demostrarlo, es su marca personal.

Maïder Tomasena

Maïder Tomasena es una copywriter que, al igual que Vilma Núñez, ha hecho un trabajo inmenso para pulir su marca personal. Esto el algo que sin duda ha logrado que cualquiera la reconozca como una de las voces más relevantes del copywriting en España y Latinoamérica.

Fundadora de la primera escuela de copywriting de habla hispana, Maïder Tomasena ha trabajado con marcas muy importantes, como Ikea, pero no es por eso por lo que la reconocemos, sino por su marca personal.

Desde su presencia en las redes sociales, donde comparte tips, contenido de valor e interactúa con su audiencia; hasta su propia página web, donde refleja, en cada entrada de su blog y en cada sección de su web, que sabe de lo que habla y que es una de las mejores en lo que hace.

Es difícil conseguir una marca personal mejor trabajada que la de Maïder, especialmente cuando consideramos la precisión con la que estudia a su público objetivo y le ofrece justo lo que necesita. 

Conectar con contenido de valor, construir una audiencia, captar clientes potenciales, y escalar es parte de lo que ha logrado Maïder Tomasena gracias a su marca personal.

Hoy en día es una de las copywriters más renombradas del mundo hispano, algo sorprendente cuando consideramos que es un sector con una competencia vertiginosa.

Claves de un personal branding exitoso

Ahora que sabes cómo crear tu marca personal y todo lo que podrías conseguir con ella, es momento de compartir nuestras claves para un personal branding exitoso.

  1. Constancia: es sencillo, incluso en internet las cosas toman su tiempo, si quieres que personal branding de resultado tienes que ser constante. Eso implica publicar con regularidad en las redes sociales y en tu sitio web.
  2. Sinceridad: si quieres que tu marca personal conecte de verdad, y sobre todo, que genere confianza, es indispensable la sinceridad, especialmente sobre lo que haces y lo que puedes lograr.

    Sí, iniciar es difícil, pero no querrás ofrecer algo que no puedes conseguir, o mentir con respecto a tu persona, solo te traerá problemas.

    La sinceridad, en cambio, demostrará que como profesional tienes integridad, algo muy valioso.
  3. Networking: el personal branding no solo se trata de conquistar a lectores y a clientes, también requiere networking, que conectes con colegas de tu sector. Esto no solo ayudará a que te des a conocer, sino a que te familiarices con el escenario profesional en el que hará vida tu marca personal.
  4. Responsabilidad: no importa si asumes un proyecto pequeño o grande, es preciso que honres tus compromisos y asumas cada uno con responsabilidad. Esto contribuirá a mejorar la imagen que proyectas ante clientes, y ayudará a que tu marca personal transmita confianza.
  5. Dedicación: si quieres que tu marca personal destaque tienes que trabajar duro. La dedicación es crucial, no solo para difundir e impulsar tu marca personal, sino al momento de trabajar con tus clientes.

    Tu personal branding requiere atención y tiempo, como ya te dijimos, y eso será así siempre, incluso cuando te haya dado el éxito que buscabas.

    De la misma forma, cada cliente esperará de ti la misma entrega que proyectas a través de tu personal branding, asegúrate de no defraudarlos con un trabajo a medias; un solo testimonio de un cliente descontento o insatisfecho puede estropear mucho tu marca personal.

Y eso ha sido todo, como ves, trabajar en tu marca personal en internet no es tan difícil como suele parecer, pero eso sí, necesita mucho tiempo y mucha dedicación.

Los resultados, pese a todo, hablan por sí mismos, por lo que queda claro que una marca personal bien llevada sin duda hará maravillas por tu carrera profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Let's talk

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.
[contact-form-7 id="5208"]