¿Qué es la tasa Google y en qué consiste?

tasa google que es y en que consiste

Una polémica que se ha suscitado en estos meses, es el de la llamada tasa Google. Se trata de un impuesto que va dirigido a los gigantes tecnológicos Google y Amazon con el fin de recaudar dinero a través del pago que estas empresas hacen en países donde generan beneficios. Por ello, surgen algunas dudas acerca de este impuesto digital acerca de cómo pueden afectar a los usuarios comunes.

España ha dado un paso adelante en la decisión de gravar los beneficios de tecnológicas y de servicios digitales. Esto para evitar que tributen en ese país por valores inferiores a los ingresos que generan realmente estas compañías tecnológicas.

¿En qué consiste la tasa Google?

Como se ha mencionado anteriormente, la tasa Google es un impuesto digital que se aplicará a diversas operaciones que los gigantes tecnológicos hacen a menudo sin que tributen por ello. Este impuesto será de un 3% de los ingresos que dichas compañías generan por publicidad en línea, servicios de intermediación o venta de datos.

Sin embargo, para la aplicación de esta tasa tiene que haber un acuerdo internacional. Ya que al tratarse de compañías extranjeras, muchas tienen sede en los Estados Unidos. Cuyo gobierno hace presión para que dicha tasa Google no se aplique en terceros países.

¿A quiénes va dirigido este impuesto?

La tasa Google va dirigida a todas aquellas compañías y organizaciones que trabajan con publicidad dirigida. Este tipo de publicidad es la que tiene como objetivo segmentar a una audiencia determinada, dependiendo de los gustos e intereses de la misma.

Esta información la obtienen mediante las llamadas “cookies” y después venden publicidad dirigida a las personas que acceden a compartir datos en Internet. De esta manera, gigantes tecnológicos como Google y Amazon, compañías como Cabify, Airbnb, Booking o Uber deben pagar este impuesto por la venta de anuncios y de datos de consumidores.

¿Quiénes quedan fuera de la tasa Google?

Para aclarar las cosas, este impuesto no va a abarcar todo lo que concierne a las empresas tecnológicas. Una de las cosas que quedan excluidas es la venta de bienes y de servicios entre usuarios particulares que utilizan un intermediario digital. Tal es el caso de eBay, Wallapop o Aliexpress.

De igual manera, quedarán exentos de la tasa Google las ventas de bienes y servicios vía web, las cuales se hacen a través de tiendas digitales de proveedores directos. Además, también quedan exentos algunos servicios financieros y productos en los que los proveedores no sean intermediarios.

Algunas Pymes y startups están preocupadas

En algunos países existe un impuesto, el cual consiste en pagar una tasa por enlazar contenido protegido regido por derechos de propiedad intelectual. En esto hay un antecedente y es Google News, ya que los medios de comunicación en línea cobraban a Google por indexar noticias y mostrarlas en el motor de búsqueda.

Por esta razón, Google cerró su servicio de noticias y este gravamen quedó olvidado. En este particular, hay un debate sobre la tasa Google, ya que consiste en pagar un 3% sobre las actividades que conciernen a la venta de datos y otros servicios. Las empresas que tengan ingresos de más de 750 millones entrarán en este gravamen.

Las startups, pymes y asociaciones digitales están en contra de este impuesto, ya que argumentan que afectará directamente al PIB. Esto debido a que las compañías tecnológicas que ganan más de 750 millones, reducirán sus beneficios para no tener que pagar la tasa. Así, trasladarán parte del impuesto a sus clientes finales.

¿Afectará a los usuarios comunes?

A pesar de no afectar directamente a los usuarios, se presume que las compañías digitales y gigantes tecnológicos aumenten el valor de todos sus servicios. De esta forma, los consumidores terminarían pagando costes más elevados si requieren dichos servicios en línea.

Por esta razón, empresas intermediarias verían reducciones en sus beneficios. Ya que las empresas más grandes aumentarán los precios para cubrir posibles pérdidas. Así pues, aunque el usuario no se ve afectado directamente, sí lo estará de forma indirecta. Debido al impacto que tendría entre las personas sería entre 500 y 650 millones de euros.

Controversia con los Estados Unidos

Estados Unidos se opone firmemente a la tasa Google, no solamente el gobierno, sino también, a través de los gigantes tecnológicos teóricamente afectados. De hecho, la Casa Blanca amenaza con imponer aranceles a las importaciones europeas en un 25% si el impuesto sigue adelante.

Así pues, países como España y Francia han pospuesto la aplicación del gravamen, esperando que siga su marcha la iniciativa de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, (OCDE).

¿Cuánto se espera recaudar con la tasa Google?

En las primeras de cambio, el gobierno estimaba una recaudación de 1.200 millones de euros anuales. Dicha estimación cayó a unos 970 millones, todo ello debido al desajuste económico causado por la pandemia del coronavirus. Igualmente, cifras exactas no se manejan, ya que no se sabe a ciencia cierta cuáles serán las implicaciones económicas mundiales después de que la pandemia termine.

Una de las cosas que sí han quedado claras, son los asuntos de las sanciones por incumplimiento de esta medida. En caso de incumplir con la tasa Google, la sanción será de un 0,5% del importe neto a la cifra de la compañía. Este importe se calcula con los ingresos que dicha empresa ha tenido el año anterior a la sanción.

De igual manera, se aplicarán sanciones a aquellas empresas que oculten la información de sus usuarios como la ubicación de los mismos. Todo ello mediante el ocultamiento y falseamiento de la dirección IP de los dispositivos personales y otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Let's talk

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.