¿Qué es el branded content y cómo hacerlo para tu negocio?

Branded Content qué es y como se hace

El branded content es una estrategia de marketing en la que se crea contenido asociado claramente a una marca, que ayuda a que esta conecte con su consumidor o cliente.

En este caso, va más allá de la publicidad convencional, pues busca alcanzar al consumidor a un nivel mucho más profundo, con contenido que lo impresione, que lo mueva a la acción, y que lo fidelice. 

El branded content refleja los valores de la marca de una manera mucho más personal, más cercana; no se trata de vender directamente, sino de reforzar la identidad de la marca que lo hace, y ayudarla a relacionarse con sus consumidores.

Branded content e inbound marketing, la unión perfecta

El branding content puede funcionar como un engranaje estrella de una estrategia de inbound marketing más amplia. 

Y es que tanto el branded content como el inbound marketing buscan mejorar el alcance, visibilidad y relevancia de una marca creando contenido que no solo sea interesante, sino que aporte algo valioso. 

El inbound marketing no trata de promocionar productos o servicios de manera frontal e intrusiva; y es por eso que casa tan bien con el branded content, pues este también pretende conectar antes que vender.

Beneficios del branded content

En un mundo acostumbrado a la publicidad de siempre, el branded content es un soplo de aire fresco; aleja a la marca de los formatos convencionales e intrusivos y la impulsa a relacionarse con sus consumidores de maneras innovadoras.

¿Eres nuevo en Linkatomic?+10% de saldo para backlinks

Usa el cupón BLOG10 en tu próxima recarga y consigue potentes enlaces en periódicos y blogs de tu temática.

Y es por eso que el branding content puede traer tantos beneficios para tu negocio:

  • Ayuda a construir una identidad de marca mucho más personal, con la que tus clientes puedan conectar mejor.
  • Permite que los consumidores conozcan a una marca de maneras novedosas, que se distancian de lo acostumbrado.
  • El branded content puede tener un alcance extraordinario, pues suele resaltar bastante entre otras estrategias de marketing más convencionales.
  • Es estupendo para fortalecer las conversiones de tu negocio en la web. Cuando lo haces bien, no es raro que termine de convencer a la mayoría de los clientes indecisos.
  • Fideliza, y mucho. La gran mayoría de las marcas son completas desconocidas, las compramos y consumimos sin ningún tipo de reparo. Toda estrategia de branded content se asegura de conectar con el consumidor, de hacer que una marca resulte memorable.

Pero más allá de estos beneficios, que no abarcan todo lo que puede conseguir el branded content por tu negocio; está claro que este se hace cada día más necesario, y es que en un mundo saturado por millones de competidores que hacen lo mismo, destacar y diferenciarse es un requisito de todo negocio exitoso.

Branded content vs product placement

El product placement es una estrategia de marketing que implica la inserción de un producto de manera frontal y explícita en algún medio, que podría ser desde una película hasta un videojuego. 

Esta promoción es frontal, directa y muy notoria. No le da ningún tipo de voz a la marca, o a sus valores, sino que depende por completo de su sitio en el medio donde aparece.

A diferencia del product placement, el branding content no promociona nada de manera directa, su objetivo es acercar la marca al consumidor con contenido que resuelva sus necesidades, que resulte no solo valioso sino interesante y llamativo.

En el branded content la marca tiene voz, tiene personalidad y valores; en el product placement es incapaz de manifestar nada por sí misma.

Branded content y marketing de contenidos: ¿Son lo mismo?

Entre el contenido de marca y el marketing de contenidos hay un trecho considerable. 

El marketing de contenidos es una estrategia amplia, que busca aumentar el alcance de una marca compartiendo contenido de valor en muchos formatos distintos; con esto consigue darle visibilidad a sus productos y servicios de manera indirecta y demostrar su especialidad en un determinado sector.

Por su parte, el branded content está pensado para establecer una conexión entre la marca y su consumidor, trata de proyectar credibilidad y confianza con técnicas que apelan más a aspectos emocionales, afectivos y hasta ideológicos. 

Ambas estrategias emplean los mismos recursos y formatos, y a menudo, los mismos tipos de contenido; por eso es tan fácil confundirlas. 

No obstante, lo que varía son los objetivos de estas estrategias, algo que termina definiendo su amplitud, sus tonos y las técnicas que privilegian.

En el caso del branded content, como gira en torno a la afinidad entre marca y consumidor, debe comunicar de una forma mucho más precisa, orientada, de manera óptima, a un buyer persona que represente con claridad a ese cliente ideal con el que se quiere conectar.

Ejemplos de branded content: Así se fideliza a tus clientes

Pero no hay mejor manera de entender esta estrategia y todo lo que puede conseguir que viendo casos de branding content de éxito; ese que no solo da relevancia a una marca, sino que logra asociarla con emociones y valores particulares.

Netflix

Netflix es todo un ejemplo de uso inteligente de branded content, y es que no solo lo hace bien, sino que no teme tomar riesgos de vez en cuando.

Esto es justo lo que hizo cuando se decidió a promocionar la segunda temporada de la serie Orange is the new black a través de un artículo publicado en uno de los diarios más importantes del mundo, The New York Times. 

El artículo abordaba un tema tan llamativo como polémico: el sistema penitenciario femenino. El mismo sistema que era eje fundamental de las memorias de Piper Kerman, tituladas Orange is the new black, que Netflix convirtió en un seriado.

Así, al hablar del sistema penitenciario femenino, de sus problemas y desafíos; Netflix consiguió darle visibilidad a su serie y que los consumidores y clientes de la marca que es Netflix conectaran y empatizaran con la serie incluso antes de verla.

El artículo era pagado, y de hecho lo indica en letras muy grandes, “POST PAGADO por Netflix”, pero eso no importó en lo absoluto, porque el contenido cumplió su propósito, conectó la serie con su posible audiencia, les dio un motivo para querer verla y asoció con ella emociones fuertes que la hicieran memorable.

Adidas

Adidas es todo un ejemplo de branding

Y como no podía ser de otra manera, su estrategia de branded content no se queda atrás. 

Adidas tiene tan claro que desea ser asociada con valores como el alto rendimiento deportivo, la perseverancia y el esfuerzo; que en el 2015 adquirió una aplicación para teléfonos inteligentes y la ofreció de manera gratuita para conseguirlo.

La aplicación se llama Runtastic, y sirve para monitorear la actividad física y el entrenamiento. Con Runtastic puedes definir metas, decidir qué músculos quieres trabajar, plantearte retos y mucho más.

En este caso, el branded content es impecable, sutil y eficiente. Al entrenar y motivarnos con esta app, indirectamente estaríamos ejercitándonos con Adidas; lo que implica que cuando pensemos en entrenamiento y fitness, sin quererlo, pensaremos en Adidas.

BMW

Esta marca alemana es reconocida a nivel mundial por la potencia de sus coches. Pero en lugar de hacer una campaña publicitaria estándar, con anuncios como los de siempre, intrusivos y predecibles, optó por una formidable estrategia de branded content.

¿Cómo? Pues filmó una serie completa, con dos temporadas, y con un director famoso internacionalmente y distinto para cada capítulo. 

¿Adivinas cuál era la constante? Pues un mítico protagonista conocido como “El conductor”, interpretado por el famoso actor británico Clive Owen, y la nueva serie de coches de BMW, por supuesto.

La serie funcionó como una demostración indirecta de la potencia de estos autos, pero aún más, como un gancho emocional con el producto, uno que no requiere ningún tipo de anuncio para ser memorable.

Los resultados fueron notables, 11 millones de visualizaciones en solo 4 meses. En este caso, hablamos de unos cuantos millones de personas que al ver un BMW, pensarían en la emoción de los cortometrajes, y la acción trepidante de sus escenas.

Algo que incrementó sus ventas en un 12%, con respecto al año anterior.

La serie alcanzó tal popularidad que BMW llegó a ofrecer DVDs gratuitos en sus establecimientos para algunos de sus clientes.

Branded content: una estrategia formidable

Aparecer en medios digitales, dar de qué hablar en un diario renombrado y hasta producir todo un seriado para enviar un claro mensaje que conecte con el consumidor; la estrategia tiene todo tipo de matices, pero eso sí, es formidable.

Ya no basta con que tu negocio aparezca aquí y allá de las maneras usuales, porque la competencia es feroz y la publicidad de siempre ha venido perdiendo su capacidad para movilizar a consumidores cada día más acostumbrados a ella.

Si quieres que tu marca sea memorable, que no solo venda, sino que conecte, que fidelice y haga volver a tus clientes; sin duda tienes que aplicar una estrategia de branded content, algo tan necesario en estos días como el SEO o el SEM.

Al final, son las emociones y los valores con los que te asocien tus consumidores, los que harán que pasen de ser clientes ocasionales para convertirse en clientes 100% fidelizados.

Y no tendrás que competir con pop-ads, y banners intrusivos; pues tus clientes sabrán lo que te hace mejor, y gracias al branded content, lo recordarán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Let's talk

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.
[contact-form-7 id="5208"]