Pasos para que sepas cómo montar una tienda online fácilmente

como montar una tienda online paso a paso

Si quieres tener un negocio con la mayor visibilidad posible, entonces debes tenerlo en internet y montar una tienda online fácilmente es lo que vas a leer aquí. Por esta razón, todo tipo de empresas, compañías y negocios encuentran muchas formas de estar en la web, así sea con sus propios sitios o a través de las redes sociales.

Si estás pensando siempre en la inversión que supone una tienda en online, no te preocupes más. Obviamente, hacer esto no es gratuito, pero sí es cierto que la inversión es muy poca en comparación con los múltiples beneficios que un sitio en internet te otorgará.

Ahora puedes enviar tus productos a cualquier parte del mundo y recibir pagos desde plataformas especializadas, así que tienes una parte del camino ya cubierto, si quieres vender tus productos y servicios llegando a más clientes objetivo, solo tienes que seguir leyendo.

Cómo montar una tienda online

Montar una tienda online no supone una ciencia exacta, pero hay ciertas cosas básicas que tienes que hacer para lograr tener tu sitio en la web. ¿Es algo complicado? ¡Por supuesto que no! Aquí tienes algunos pasos que debes seguir para que empieces a vender desde tu propia tienda en línea.

1. El nombre y el dominio de tu tienda es lo primero que debes escoger

Este es probablemente el paso más importante a la hora de montar tu tienda online por el hecho de que si estás empezando desde cero, el nombre y el dominio que estás pensando seguramente ya está ocupado. Caso contrario si tienes ya una empresa establecida y debidamente registrada.

De más está decir que tanto el nombre como el dominio tienen que ser los más cortos posibles y con un nombre interesante y descriptivo. En cuanto al dominio, lo ideal sería que consigas uno .com, ya que es el más utilizado y el que Google mejor posiciona. De tal manera que el nombre de tu empresa se convierta en una palabra clave y esté en los primeros lugares de la búsqueda.

2. La empresa de hosting debe ser de renombre

A la hora de escoger el hosting o alojamiento del sitio web de tu negocio, debes hacerlo cuidadosamente porque será la única inversión monetaria que harás. Así que lo mejor en este caso es que encuentres una empresa de hosting que te ofrezca garantías y host de alta calidad.

  Cómo crear una tienda online con Shopify paso a paso

Lo mínimo que una empresa de calidad puede garantizarte es un buen espacio de almacenamiento y una buena velocidad de conexión. Aquí no debes escatimar en gastos porque Google penaliza las páginas web lentas y si tu sitio lo es, tenemos malas noticias. Esto debido a que tu página web estará entre las últimas de la búsqueda y no aumentarás tu clientela.

3. Elige un buen CMS para e-Commerce

El CMS o Content Manager System (Sistema de Gestión de Contenidos, por sus siglas en inglés), es un sistema para que puedas vender tus productos desde tu sitio online. Una vez que tengas ya todo cubierto en los pasos anteriores, es hora de escoger un buen CMS. Si necesitas vender productos sin necesidad de mucha tecnología, te recomendamos un CMS online como Shopify.

Ahora bien, si quieres tener un sitio de ventas más especializado, existen CMS gratuitos que son muy buenos y confiables. Todos ellos tienen muchas ventajas gracias a que son muy sencillos de utilizar y puedes ampliar las funcionalidades, si sabes algo de informática. Si no sabes, puedes pagarle a alguien o a una empresa para que puedan ampliar las ventajas de un CMS para tu negocio. Generalmente, este servicio no es muy caro.

Lee este artículo que explica cuáles son las mejores plataformas para montar una tienda online.

4. Contrata una compañía distribuidora o dropshipper confiable

Este distribuidor es importante porque es el que se encarga de repartir hasta tus clientes el producto que han comprado en la tienda online. Así, no tendrás que gastar dinero extra en un stock de productos ni mucho menos preocuparte por la logística de la entrega de productos a domicilio o de la entrega de materias primas.

En el mercado hay muchas compañías dedicadas a esto, así que tienes que tomarte tu tiempo para escoger la adecuada. Para que tu elección sea segura, haz algunas pruebas con los envíos, es decir, haz que la empresa lleve un envío a tu casa a ver si todo marcha bien. No está de más tener una segunda empresa en stand by por si algo sale mal con la primera.

5. Debes tener productos 100% personalizados

Cuando vayas a subir tus productos a la tienda online, recuerda que se posicionarán en los primeros lugares de los motores de búsqueda si personalizas la descripción de lo que vendes. Muchas empresas mayoristas te ofrecerán un catálogo de productos con formatos preestablecidos, los cuales puedes subirlos de forma automática para ahorrar tiempo.

  ¿Cómo funciona la IA y la realidad aumentada en el e-Commerce?

Esto no está mal para empezar, pero si tienes una tienda online que vas a administrar y a gestionar, la personalización de dichos productos con tu sello personal les dará valor agregado y el posicionamiento web de los mismos será mucho mejor. En este apartado, la creatividad es tu mejor aliada, puedes acompañar tus productos con fotografías, detalles y cómo se usan.

6. Los métodos de pago son imprescindibles

Desde transferencias bancarias, hasta pagos a través de una plataforma como PayPal, amplía lo más que puedas las opciones de pago. Muchas personas hoy en día no confían demasiado en los pagos en línea y eso debes respetarlo. Por esta razón, muchos utilizan la tarjeta de su banco y tendrás que adaptarte a ello.

De esta forma, tienes que tener mínimo 4 métodos de pago diferentes, así cubrirás la mayoría de pagos que harán a tu empresa y tendrás mucha más diversidad de clientes. También, puedes añadir pagos en línea en común acuerdo con los bancos, pero si no quieres complicarte la vida, puedes empezar con plataformas de pago enfocadas en la web.

7. Un blog que administres paralelamente a la tienda siempre estará bien

Si quieres aumentar el tráfico web a tu tienda online, una buena manera de hacerlo es creando un blog en el que des muchos más detalles de tus productos. Esto debido a que en la página de la tienda como tal, no puedes hacer descripciones tan largas de tus productos porque van a saturar el sitio y no se posicionará correctamente.

Por otra parte, en el blog puedes publicar artículos acerca de cómo se elaboran tus productos y dar especificaciones técnicas y mucho más detalladas de lo que puedes hacer en la tienda. De esta forma, atraerás clientes mucho más interesados en comprar lo que vendes y además, aumentará el tráfico entre el blog y la tienda online.

8. La publicidad en línea y en redes sociales es obligatoria

Gracias al surgimiento de las redes sociales, es posible que aumentes tu clientela gracias a la publicidad que hagas allí. Lo mejor de todo es que es gratuita o si la dejas en manos de otras personas, saldrá muy barata. Si no quieres tener pérdidas de dinero innecesarias, puedes averiguar por internet acerca de cuáles campañas publicitarias tienen más éxito.

Una buena herramienta de publicidad online son los resultados de Google mediante Adwords. De esta manera, vas a incrementar tus ganancias y vas a poder rectificar algún error que pueda suscitarse con alguna que otra estrategia de publicidad. Si haces una buena campaña publicitaria, los beneficios no se harán esperar y al menos, cubrirás la inversión inicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Let's talk

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.
[contact-form-7 id="5208"]