Curso SEO gratis desde cero: Descubre todo lo que necesitas para posicionar en Google

Curso de SEO gratis actualizado

¿Quieres aprender de SEO y posicionamiento web pero no sabes por dónde empezar? Estás en el lugar indicado, en Linkatomic.com nos decidimos a hacer un curso SEO gratis para que puedas descubrir de qué va este mundo, evitándote algunas confusiones y aclarando puntos cruciales que sin duda querrás tener en cuenta de aquí en adelante.

Daremos un recorrido por todos los conceptos fundamentales del SEO, desde lo más básico, hasta aspectos más técnicos. De 0 a 100, sin tropiezos, y con todos los tips, claves y advertencias que necesitarás para sacarle el máximo provecho al SEO, tanto a nivel personal, como profesional.

¿Te apuntas? Vamos allá.

¿Qué es el SEO y cómo afecta al posicionamiento web?

SEO es el acrónimo para Search Engine Optimization, lo que en español significa Optimización para motores de búsqueda. Es un término que usamos para referirnos a todas esas optimizaciones que podemos hacer en un sitio web para incrementar sus posibilidades de posicionar.

Con millones de sitios web, y millones más siendo creados cada día, es indudable que internet se ha convertido en un lugar competitivo. Esto significa dos cosas: que ya no basta con publicar ocasionalmente en tu blog para destacar; y que te enfrentas a cientos de sitios que hacen justo lo mismo que tú.

Por eso los días del blogging sencillo y los sitios que posicionaban sin estrategia quedaron atrás. Ahora necesitas mucho más para resaltar, y para conseguir posicionamiento web necesitarás SEO.

Su importancia es tal que todos los grandes sitios del mundo, desde Facebook, hasta Netflix y Amazon, lo aplican, y por buenas razones. Incluso los gigantes, sin SEO, serían desplazados por competidores más dispuestos a invertir en serio en su optimización para buscadores.

Pero el SEO no solo es ideal para que los gigantes mantengan su relevancia en el mercado y en la web, también lo es para pequeños sitios que quieren comenzar a crecer y necesitan consolidar su presencia digital.

En pocas palabras, si tienes un sitio web y quieres aprovechar al máximo su potencial y su alcance, necesitarás SEO.

No, eso no es SEO

El SEO trabaja en aspectos de tu sitio que están relacionados con algunos de los 200 factores de posicionamiento de la actualidad. Elementos como la experiencia de usuario, la intención de búsqueda, la arquitectura de tu web, la disposición de sus enlaces y mucho más.

Pero su potencial dentro del marketing digital, y su amplitud, han dado lugar a una fiebre por el posicionamiento web que terminó produciendo unas cuantas confusiones, y creencias 100% falsas.

Veamos algunas de las más comunes:

  • Para empezar, el SEO no garantiza el posicionamiento web, engloba estrategias para optimizar un sitio y mejorar sus oportunidades de posicionar. No obstante, el posicionamiento al final es algo que queda en manos de los buscadores, sus algoritmos y los factores que tomen en consideración al momento de ubicar un sitio en las SERPs.
  • Las recetas mágicas no existen, aunque internet esté repleto de “especialistas” que lo aseguran, no hay una combinación perfecta de optimizaciones para que un sitio posicione con seguridad en los resultados de búsqueda.
  • El SEO no es inmediato, este punto está relacionado con el anterior, muchos creen que si haces un conjunto específico de mejoras su sitio posicionará de inmediato.

    Lo cierto es que el SEO siempre toma tiempo, en ocasiones puede que posicione un sitio rápidamente, pero esto es algo que depende de lo que algoritmo haya percibido, no de una receta especial de posicionamiento.

Saber lo que no es el SEO es tan importante como saber lo que es, después de todo, no querrás optimizar tu sitio o el sitio de algún cliente con expectativas imposibles de cumplir, o al menos, muy improbables.

SEO Básico: Entendiendo los principios de la optimización para motores de búsqueda

Aunque el SEO sea amplio y complejo, sus fundamentos siguen siendo, esencialmente, los mismos.

Por eso, cuando hablamos de SEO básico nos referiremos a elementos que siempre han tenido un papel esencial en la optimización para motores de búsqueda, y que probablemente, siempre lo tendrán.

Intención de búsqueda: la base de todo lo demás

Todo comienza con la intención de búsqueda, y es que sin eso no habría necesidad de usar Google, Bing o Yahoo. Por lo general, usamos un buscador para encontrar información, la razón por la que queremos encontrar eso, es lo que se conoce como intención de búsqueda.

La intención de búsqueda se separa en cuatro grandes grupos:

  • Informacional: es la razón por la que estás aquí, leyendo este post, porque deseas conseguir información sobre un tema que te interesa. La intención de búsqueda informacional gira sobre eso, información, conocimiento, contenido de valor.

    Cuando un usuario ingresa una palabra clave en el buscador para saber más sobre algun hecho histórico, sobre una nueva estrategia de marketing digital, o lo que fuera, su intención de búsqueda es informacional.
  • Navegacional: en este tipo de intención de búsqueda el usuario desea ir a cierta página, así que lo busca en Google para que esté le indique la URL que le interesa.
  • Comercial: esta es el tipo de búsqueda que antecede una compra, es la que hace un usuario para orientarse un poco más sobre un producto que podría comprar pero del que no está totalmente seguro.
  • Transaccional: la intención de búsqueda del usuario que ya sabe lo que quiere y está listo para convertir, que no solo implica la compra de algún producto o la contratación de algún servicio, pues también abarca acciones como la suscripción a algún boletín de noticias, el registro para un curso gratuito o la descarga de un ebook.

¿Cómo identificar la intención de búsqueda en las SERPs?

Hay muchas maneras de identificar la intención de búsqueda, pero una de las mejores y más sencillas es revisando los propios resultados de búsqueda.

Ingresa un término, Google te arrojará las 10 URL que mejor posicionan para este, y en sus títulos y metadescripciones podrás descubrir la intención de búsqueda de la palabra que has introducido.

Por ejemplo, supongamos que buscas “Marketing Digital”, los sitios que han posicionado pueden tener títulos como “¿Qué es el Marketing Digital?” o “Guía de Marketing Digital”. Gracias a estos títulos puedes inferir que la intención de búsqueda es informacional, el usuario desea más información al respecto del término que ha introducido.

Ahora, si los títulos fueran algo como “Opiniones sobre la herramienta X” o “La mejor aplicación para Marketing Digital”, puede que estés en presencia de una intención de búsqueda comercial.

Las búsquedas transaccionales son directas, el usuario no quiere informarse ni escuchar opiones, busca una vía para comprar algo, o suscribirse a algún servicio o curso, sea este de pago o gratuito. Puede tener títulos como “comprar”, “precio”, “cupón”, “barato; aunque también es probable que simplemente introduzcan términos relacionados con el producto que buscan “móvil iPhone modelo X”.

La intención de búsqueda es realmente importante porque sirve de elemento base de casi todo lo que viene después en el SEO, y esto es especialmente cierto para las palabras clave.

Palabras Clave

Las palabras clave son los términos que usan los usuarios para realizar búsquedas en la web. También permiten que los motores de búsqueda identifiquen el contenido por las palabras que trabaja, y lo clasifiquen en las SERPs.

Su doble funcionalidad, para motores de búsqueda y usuarios, hace que sean de los elementos más importantes del SEO.

Por su extensión, las palabras clave suelen ser separadas en tres grandes grupos:

  • Head keywords: estas palabras clave tienen un solo término, sus promedios de búsquedas mensuales son muy altos. Por lo general suelen ser las más competidas de todo internet y por lo tanto son un objetivo factible solo para sitios realmente grandes.
  • Middle tail keywords: son palabras claves, o keywords, compuestas por entre 3 y 4 términos. Naturalmente son menos competidas, tienen una intención de búsqueda mucho más clara y por lo tanto, su número de búsquedas mensuales es más reducido. Tienen una competencia moderada, pero bastante menor que la de las head keywords.
  • Long tail keywords: se trata de keywords compuestas por más de 4 términos, su promedio de búsquedas mensuales es muy bajo, al igual que su competencia. Por esta razón suelen ser el tipo de keyword más recomendada por especialistas del SEO a nivel mundial.

    Para un sitio que apenas comienza, o que no tiene el tráfico o la autoridad suficiente, las long tail keywords son una de las pocas maneras de posicionar orgánicamente e ir creciendo a ojos de Google.

Aunque no tienen la misma importancia en la actualidad, las keywords siguen siendo uno de los elementos fundacionales de toda estrategia SEO. Son los ladrillos con los que armarás tu web, y con los que la llevarás poco a poco a las primeras posiciones de las SERPs.

Tanto las palabras clave, como la intención de búsqueda, son dos elementos que debes considerar y tener muy claros antes de arrojarte a otro segmento del SEO básico, la arquitectura web, de la que hablaremos en breve.

Arquitectura web

La arquitectura web es la forma en que está dispuesto un sitio web, es la arquitectura de la información que contiene, hacia dónde dirigen sus enlaces, las secciones de la página, la profundidad de su URL y mucho más.

Es un factor de posicionamiento muy importante, pues impacta la manera en que Google percibe, rastrea e indexa tu web y todo lo que contenga; y también afecta a la manera en que tus usuarios interactúan con tu sitio, cuánto tiempo se quedan y sus posibilidades de volver.

Piénsalo de esta manera, si la arquitectura web de tu sitio es como un laberinto confundirá a los buscadores y a tus usuarios.

Una arquitectura web óptima hace mucho más fácil que tus lectores encuentren lo que busquen y facilita el trabajo de rastreo e indexación de Google.

Dependiendo de la manera en que se organiza, la arquitectura web se divide en tres grandes tipos:

  • Plana u horizontal: la arquitectura de web horizontal tiene URLs con un nivel de profundidad bajo, a no más de dos clics de distancia del usuario. Por ejemplo, de la página de inicio se enlaza a una categoría y desde esta a un post o subcategoría.
  • Vertical: esta arquitectura web tiene más niveles de profundidad, por lo que el contenido, aunque está más segmentado y enlazado con mayor precisión, está a más clics de distancia.
  • De silo: tienen una estructura web mucho más profunda, de ahí el nombre, silo; por lo general agrupa el contenido de acuerdo a sus categorías, y no enlaza fuera de estas.

    La página de inicio es la cabeza de esta arquitectura web, que luego dirige a las páginas pilar, que son el segundo nivel de profundida; desde este segundo nivel se pasa a secciones mucho más específicas, como publicaciones estándar de blog o fichas de productos.

    En el caso de los silos la clave es la pertinencia, se la podría ver como una página de arquitectura web vertical, pero mucho más definida, y con una disposición que busca atacar al máximo todas las palabras clave objetivo y definir con claridad qué URLs se desean posicionar en primer lugar.

SEO off Page y SEO on Page, las dos mitades del SEO

El SEO se separa en dos grandes vertientes, SEO off Page y SEO on Page, la diferencia entre uno y otro no son solo el conjunto de optimizaciones que abarcan, sino el espacio donde se aplican.

En el SEO on Page las mejoras y optimizaciones se hacen en el propio sitio web, tiene que ver con elementos que están en poder de aquel que gestiona la web.

Con el SEO off page la historia es un poco distinta, pues tiene que ver con todas esas técnicas que buscan producir señales afuera de tu web, señales que Google interpretaría como una prueba de la autoridad, relevancia y pertinencia de tu web.

Como sus diferencias son notables, hablaremos de algunos de los puntos más importantes de cada vertiente y cómo puedes trabajarlos para mejorar tu posicionamiento SEO.

¿Cómo mejorar el SEO on Page?

Como ya te adelantábamos, el SEO on Page es el que mejoras en tu propio sitio, va desde la propia estructura de tu web, la experiencia de usuario que brinda, hasta las palabras clave que ataca en su contenido, la disposición de sus enlaces internos y mucho más.

Veamos qué puedes hacer para mejorar algunos de los aspectos cruciales del SEO on Page.

Busca y ataca palabras clave

Ya lo habíamos dicho y aquí lo repetimos, las palabras clave siguen siendo muy importantes en el SEO. Si quieres que tu web posicione tienes que tener claro cuáles son las palabras clave que quieres trabajar en tu sitio.

Buscar palabras clave pertinentes para tu web debe ser una de tus prioridades, al menos en lo que respecta al SEO on Page. Ayudarán a que Google entienda tu sitio, el tipo de contenido que comparte, y su pertinencia o relevancia dentro de determinados tópicos.

Puedes trabajar en tus palabras clave en el título del sitio, en tus páginas de aterrizaje, y en cada uno de tus encabezados, empezando por los H1.

Muchas páginas webs ni siquiera tienen un encabezado H1 en su página de inicio, y por lo tanto, desperdician la posibilidad de atacar sus palabras clave en un segmento tan esencial. Asegúrate de aprovocharlo.

Optimiza tu contenido

El contenido es rey, pero el contenido optimizado va mucho más allá.

Crea contenido que no solo sea sencillo de leer y escanear, sino de compartir y enlazar desde otros sitios. Recuerda, lo ideal es darle el mayor alcance posible a todo el contenido de tu sitio.

Incorpora palabras clave, preferiblemente de cola larga; responde la intención de búsqueda de tus usuarios y coloca enlaces pertinentes que añadan aún más información valiosa a tu entrada o página.

Cada entrada y cada página debe tener una metadescripción y una etiqueta de título 100% optimizada, jugarán un papel esencial en tu posicionamiento web.

Un contenido optimizado no solo aumentará tus posibilidades de posicionar, también ayudará a que tus usuarios se queden más en tu web y compartan.

Haz interlinking

El interlinking es uno de los factores más potentes del SEO, puede fortalecer mucho tu posicionamiento.

¿Por qué? Pues porque internet es una red, y si algo tiene una red es bifurcaciones, caminos alternativos, conexiones. Al hacer interlinking estableces vínculos entre las páginas de tu sitio y su contenido, ayudas a tus usuarios a encontrar lo que desean y a leer un poco más sobre temas que podrían interesarles.

Al mismo tiempo le facilitas muchísimo el trabajo a Google, pues al hacer interlinking le presentas un camino que puede rastrear e indexar con mayor facilidad; le ahorras trabajo y a la vez le indicas cuáles páginas y entradas son más importantes para ti.

El interlinking distribuye la autoridad de tus distintas páginas, y ayuda a aumentar el tiempo de permanencia de tus usuarios y reducir las tasas de rebote de tu sitio.

Hazlo con pertinencia y enlaza entre entradas y páginas relacionadas por su temática. Pero eso sí, nunca lo hagas si es forzado, o tiene poca relación con el contenido que abordas.

Mejora la experiencia de usuario, es más importante que nunca

La experiencia de usuario (UX) es un factor cada vez más importante.

Brindar la mejor experiencia de usuario posible desde tu sitio es una de las mejores maneras de fortalecer tu SEO on Page y garantizar que tu web no acabe perjudicada en las SERPs.

Cuando trabajes en la experiencia de usuario de tu sitio, querrás mejorar especialmente estos aspectos:

  • Velocidad de carga: que tu sitio cargue rápido es esencial para que mantengas la atención de tus usuarios, cada segundo cuenta.
  • Diseño responsive: esto es lo que permitirá que tu web ofrezca una experiencia óptima en cualquier tipo de pantalla. Para indexar un sitio, Google considera la versión móvil de una web antes que la de ordenador. Solo por esto te conviene tener un sitio responsive.
  • Tipografía: un elemento al que no solemos ponerle toda la atención que deberíamos. Tus tipografías deben tener un tamaño que haga más sencilla y cómoda la lectura, el mínimo debe ser de 14 px.
  • Disposición de los botones: los botones de tu web no deben ser ni muy pequeños, ni deben estar muy cerca unos de otros, pues dificultará que tus usuarios hagan clic en ellos.

Audita y repara cualquier problema en tu web, un punto crucial del SEO on Page

Una vez que has optimizado todos estos elementos, ¿qué queda por hacer? Auditar tu sitio, buscar errores que puedas haber cometido al trabajar en algún aspecto de tu web, y que perjudicarán tu posicionamiento en el futuro.

Hacerlo puede ser un proceso bastante extenso, pero es de vital importancial, especialmente a largo plazo.

Dale un vistazo a nuestra guía sobre auditarías web paso a paso y descubre cómo detectar errores y resolverlos fácilmente.

¿Cómo trabajar y mejorar el SEO off Page?

El SEO off Page es bastante distinto al SEO on Page, la diferencia clave aquí es el control, pues se trata con factores que no están en tus manos, que dependen de terceros.

Esos factores son señales que Google entiende muy bien, y que en su momento fueron la clave de PageRank, el algoritmo con el que Google dejó atrás los métodos arcaicos de posicionamiento de los primeros motores de búsqueda.

Con PageRank Google empezó a determinar la importancia de un sitio analizando los enlaces entrantes que recibía de otros sitios.

Claro, Google no ha parado de mejorar y ahora no se conforma con cualquier tipo de enlace entrante a tu sitio o backlink.

Pero eso sí, sigue dándoles muchísima importancia para determinar la relevancia de una web.

El SEO off Page gira en torno a estos aspectos, backlinks, linkbuilding y otros tipos de señales fuera de tu web que consolidan la imagen que tu sitio ofrece a Google.

Linkbuilding: la estrella del SEO off Page

El link building es el engranaje esencial del SEO off Page, abarca todas las estrategias que puedes aplicar para conseguir enlaces entrantes de calidad a tu sitio web. Desde la creación de contenido que atraiga backlinks, hasta la compra de enlaces patrocinados en plataformas especializadas en ello.

¿Eres nuevo en Linkatomic?+10% de saldo para backlinks

Usa el cupón BLOG10 en tu próxima recarga y consigue potentes enlaces en periódicos y blogs de tu temática.

Si quieres mejorar tu SEO off Page debes tener una estrategia clara de linkbuilding, y debes comenzar a aplicarla cuanto antes. Este tipo de optimizaciones toman un tiempo considerable en tener un efecto visible en el posicionamiento orgánico de tu sitio.

Backlinks: lo que querrás tener para posicionar

Los claros protagonistas de toda estrategia de linkbuilding son los backlinks, esos enlaces entrantes que afirman ante Google que tu sitio ofrece contenido de calidad.

No hay una sola manera de conseguir backlinks, la formá orgánica se da naturalmente cuando produces contenido de calidad de forma constante. Más tarde o más temprano otros sitios enlazarán al tuyo porque tu contenido ha merecido esa mención.

Las infografías suelen atraer muchos backlinks porque la mayoría de los sitios mencionarán al tuyo para darte la atribución que corresponde por tus imágenes, en el caso de que las usaran.

También puedes emplear técnicas como el guest posting, que sin duda puede conseguirte enlaces de sitios muy bien posicionados y con un estupenda autoridad.

La desventaja de todos los métodos mencionados es que toman bastante tiempo, un tiempo que quizás no quieras tener que esperar. Es aquí donde entran los posts patrocinados, que te podrían ayudar a conseguir los backlinks que necesitas sin necesidad de esperar tanto.

El tiempo es oro, suelen decir, y el posicionamiento web no espera por nadie.

Señales Sociales: un elemento desaprovechado

Las señales sociales son todos los backlinks e interacciones que consigue nuestro sitio en las redes sociales.

Como la mayoría de estas añaden una etiqueta no-follow a las URLs que se comparten no suelen fortalecer la autoridad de tu sitio, pero sí que juegan un papel importante en tu SEO.

¿Cómo? Pues en todo lo que respecta a alcance. Compartir tu contenido y asegurarte de que llegue a la mayor cantidad de usuarios posible es la mejor manera de fortalecer tu estrategia de SEO off page. Nunca sabes cuando te leerá el webmaster de algún sitio que podría enlazar a tu página.

Desde el punto de vista del SEO, Google no ha aclarado cuál es el beneficio directo de este tipo de enlaces, pero es innegable que juegan un papel en el posicionamiento SEO de tu sitio.

¿Será cuestión del tráfico, de la visibilidad que puede ganar tu sitio? Solo el tiempo y Google lo dirán.

Una cosa es segura, si quieres tener una estrategia de SEO off Page completa, tienes que trabajar en las señales sociales que le envías a los buscadores. Desde tuits, hasta publicaciones en Facebook y pins en Pinterest, todo cuenta.

SEO negativo y enlaces tóxicos: protege tu posicionamiento de la competencia desleal

Pero el SEO off Page no se fija solo en los backlinks que quieres recibir, también le pone atención a esos que no le hacen ningún bien a tu página.

El SEO negativo es una técnica del Black Hat SEO que consiste en perjudicar el SEO de competidores en las SERPs con el fin de que pierdan posicionamiento.

Esto se consigue precisamente usando enlaces tóxicos que apunten a la web del competidor y estropeen la imagen que esta tiene de cara a Google.

Al aplicar una estrategia de SEO off Page tienes que estar atento a los enlaces tóxicos que tu sitio pueda estar recibiendo. Por fortuna, puedes hacerlo a través de Google Search Console, que no solo los detecta, sino que te da la posibilidad de pedir a Google que no los tome en cuenta.

¿Quieres mejorar tu SEO off Page todavía más? Dale un vistazo a nuestra guía definitiva sobre SEO off Page y mira todo lo que puedes hacer para mejorar tu posicionamiento orgánico.

SEO Técnico

Aunque con el SEO en todas sus variantes hay más que suficiente para ocuparte por muchas semanas, siempre hay posibilidades para mejorar aún más.

Si te sientes con ganas de un desafío y quieres maximizar tus oportunidades de posicionar puede que el SEO técnico sea para ti.

El SEO técnico involucra aspectos como los metadatos, el mismísimo código fuente de tu sitio y hasta la estructura de los enlaces.

Al aplicar SEO técnico puedes evitar problemas de contenido duplicado; solucionar problemas de indexación o rastreo y hasta optimizar la seguridad de tu sitio, que sin duda juega un papel crucial en el posicionamiento web.

Las herramientas SEO que no te pueden faltar

Ahora que sabes lo básico para poder trabajar en el SEO de tu sitio, necesitarás herramientas que te ayuden a hacerlo.

Con tantos factores de posicionamiento distintos, es impensable que lo hagas todo por tu cuenta. Estas herramientas están diseñadas para facilitar el proceso, y ofrecerte unas ventajas que valdrán oro a largo plazo.

Desde investigaciones de palabras clave, hasta auditorías SEO, las herramientas SEO que reunimos en este post son todo lo que podrías desear, dales un buen vistazo.

Las claves de una estrategia SEO Exitosa

Pero no basta con aplicar una mejora aquí y allá y simplemente olvidarse de la web, toda estrategia SEO exitosa necesita:

  • Constancia: para que el SEO sea lo más efectivo posible, tendrás que monitorear tus optimizaciones y asegurarte de que están bien aplicadas.
  • Pertinencia: tienes que hacer un uso pertinente de cada técnica, no fuerces enlaces donde no luzcan naturales; no busques backlinks de páginas que no tienen nada que ver con aquella que optimizas; y un gran etc.
  • Precisión: no abuses de las técnicas que te funcionan, úsalas con precisión y refina tu estrategia SEO.
  • Ensayo y error: experimenta, el SEO funciona un tanto distinto para cada sitio, prueba técnicas y descubre las que mejor se adaptan a tu web; trata de innovar y aprender de cada error.
  • Paciencia: el SEO toma tiempo, no desesperes, podrías tener que esperar desde algunos meses hasta todo un año para ver resultados notables.

Si algo ha quedado claro es que esto de la optimización para motores de búsqueda no solo es apasionante, también es desafiante.

En este curso SEO gratis hemos dado un repaso rápido a algunos de los elementos más importantes del SEO en la actualidad.

Hemos hablado de aspectos que tendrás que conocer si te has decidido a trabajar en el posicionamiento web de tu sitio; y te hemos dado uno que otro tip.

Con todo lo que hemos hablado tendrás un excelente punto de partida, para que puedas ahondar aún más en el SEO; y comenzar a escalar posiciones en las SERPs con tu sitio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Let's talk

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.